Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘derechos’

El Tribunal Supremo Español obstaculiza la apostasías

En una sentencia difícil de creer, el Tribunal Supremo Español (TSE) anuló en 2008 un dictamen de la Audiencia Nacional que consideraba a los libros de bautismo como ficheros de datos en los que se podían añadir anotaciones de cancelaciones de inscripción a la Iglesia católica, cada vez que alguien lo solicitara.

La Audiencia Nacional había dado la razón a la resolución de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), que en mayo de 2006 instó al Arzobispado de Valencia a anotar en la partida de nacimiento de un ciudadano que pretendía apostatar, que el mismo había ejercido su derecho de cancelación de la inscripción a la religión católica. Para anular la sentencia, el TSE argumentó que los libros de bautismo no pueden considerarse ficheros, por lo cual no estarían sujetos a la ley de protección de datos.

No obstante, la AEPD recurrió esta sentencia por considerar que vulnera la configuración del derecho fundamental a la protección de datos personales, entre otros motivos, a raíz de una interpretación errónea del concepto “fichero”. A día de hoy se continúa esperando que el tribunal Constitucional se pronuncie al respecto.

Esta lamentable e increíble decisión del TSE significará sólo un obstáculo temporal a la realización de apostasías en España, pero no conseguirá frenar  la voluntad de miles de personas de dejar de ser consideradas miembros de la Iglesia católica. De hecho las solicitudes de apostasía aumentan cada año. Sólo en junio de 2006, 1500 personas presentaron su apostasía ante el Arzobispado de Valencia que, junto con el de Madrid son los más refractarios a encauzar las desvinculaciones. Entre diciembre de 2005 y el mismo mes de 2007, el Arzobispado de Madrid recibió 3000 pedidos de apostasía que no han obtenido respuesta.

Al mejor estilo fundamentalista, la Iglesia española pretende forzar a los apóstatas a seguir siendo algo que no son. No debemos extrañarnos de que así sea, recordemos la gran importancia que la mayoría de los cristianos le da a las apariencias, y la poca importancia que dan a cumplir los preceptos más básicos de su fe, como “amarás al prójimo como a ti mismo”. En un pulso que la Iglesia ya ha perdido de antemano, este episodio es simplemente un desesperado e inútil manotazo de ahogado.

Share on Facebook

Share

Read Full Post »