Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘creencias’ Category


A menos de tres meses de Navidad y Año Nuevo, me vuelve a carcomer la sensación de estar atrapada en una compleja red hecha de religión y tradición. Primero veré cómo la ciudad engalana sus calles con motivos

mandawevos.wordpress.com

navideños, en parte, a costa de mis impuestos. Después soportaré la trillada programación televisiva basada en la vida de Jesús y otros personajes del mundo cristiano e historias navideñas lacrimógenas, de final feliz y empalagoso hasta la náusea. Por último escucharé cómo me desean feliz navidad cien veces en cada comercio, tienda, restau rante u oficina pública (aún no se me ocurre una respuesta a la vez cortés y atea para estas ocasiones) . ¿Es que no puedo escapar de la atmósfera navideña?, me digo con cierta irritación.


Si me preguntan, prefiero el Año Nuevo. Festejar que la Tierra ha dado una vuelta entera alrededor del Sol, además de ser un hecho concreto e indiscutible,  tiene un agradable sabor científico y pagano. Como la celebración inca del Inti Reymi o Fiesta del Sol, en la cual se conmemora en Junio, el solsticio de invierno en el hemisferio sur. Los días se alargan robándole minutos a la noche, las semillas se desperezan bajo la tierra, la gente comienza a pensar en la próxima cosecha. Son fechas importantes desconectadas de lo religioso. Pertenecen a la esfera de lo civil y por eso las prefiero a la Navidad. Sin embargo mi familia se reúne cada 24 de diciembre a la noche desde siempre, y si estoy en la ciudad, yo también, a pesar de ser atea. Porque, ¿cómo desprenderse de rituales y celebraciones religiosas cuando son parte de nuestra cultura e identidad? ¿Se puede ser ateo, laicista, secular, y festejar la Navidad o respetar el Ramadán?

Inti Reymi, Cuzco, Perú

Pensando en esta cuestión, fue que le pregunté un día a Ferdal, “realmente crees en dios?”“no estoy seguro”, contestó. “Pero sin embargo estás respetando el ayuno de Ramadán, con temperaturas de más de 40 grados, sin beber ni comer desde las 5 de la mañana hasta las 8 de la noche!”. Sonrió y se encogió de hombros. Siempre lo había hecho, siempre lo había hecho su madre y siempre lo había hecho más gente que él amaba y respetaba. Lo mismo ocurre con Samir, de origen marroquí y residencia en España, donde el cerdo es parte exquisita y fundamental de la dieta cotidiana, en todas sus formas. “Por qué no comes cerdo?” quise saber un día, a lo que él contestó, “Si se enteraran mis padres me preguntarían: ‘Por qué comes cerdo Samir?’, y yo qué podría decirles?” Sería un inexplicable acto de traición a su familia. Más allá de su origen religioso, el hecho de no comer cerdo, o de ayunar en el mes de Ramadán constituye un rasgo de la propia identidad, y transgredir esa norma significaría alejarse, dejar de pertenecer.

ivansainzpardo.blogia.com

Con esa misma falta de coherencia, pero abundancia de amor y respeto por las tradiciones familiares, es que me reuniré con los que quiero para estas Fiestas, y disfrutaré sin cuestionamientos junto a ellos. Y si se trata de encontrar qué festejar, esa noche para mí, será la conmemoración del solsticio de verano, o del invierno en el hemisferio norte, como lo fue durante miles de años antes del surgimiento de los cristianos.

Share on Facebook

Share

Read Full Post »

¿Es realmente aconfesional un país cuyo presidente debe ser católico de acuerdo a la Constitución? ¿Puede afirmarse que un país es laico, si la mayoría de los días festivos no laborables de su calendario es de origen religioso? ¿Por qué las autoridades eclesiásticas ocupan un sitio privilegiado al lado de líderes políticos y castrenses en actos civiles y desfiles militares? Es como si los atavismos religiosos de la Edad Media, cinco siglos después de su supuesto final, aún persistieran y dominaran la vida pública de Occidente.

A raíz de las declaraciones de la vicepresidenta española, De La Vega, acerca de la necesidad de “avanzar hacia un Estado laico”, y la voluntad del Gobierno de “respetar los derechos de los que no creen” el diario Público elaboró diez propuestas para convertir a España en un Estado laico.  Si bien están pensados en función de España, estos “diez mandamientos del laicismo” pueden aplicarse a muchas otras naciones que fallan estrepitosamente a la hora de separar Estado de religión. (más…)

Read Full Post »

Imagen de Medusa, Templo de Apolo

En el sudoeste de Turquía, sobre el maravilloso mar Egeo, hay una pequeña ciudad turística llamada Didim , que en la antigüedad fue un importante puerto comercial para las civilizaciones griega y romana. De aquellos días gloriosos quedan, en la parte más alta de la ciudad, las ruinas del Templo de Apolo. Justo en el otro extremo las d oradas playas de Altinkum cortan el paso al viajero.

A mitad de camino entre el Templo y el mar, en una calle transversal se encuentra un modesto negocio familiar donde pueden degustarse los mejores crepes salados (gözleme) caseros, mientras se curiosea entre las antigüedades exhibidas en una vitrina. Los gözlemes se amasan en el momento y se hornean sobre una plancha convexa, y por la complejidad de su preparación son pocos los sitios donde se hacen. Mientras la mujer, maestra retirada, cocina esta exquisitez para el afortunado cliente, el marido ofrece monedas antiguas, algunas del Imperio Otomano, con fascinantes inscripciones árabes.


Sin embargo, la mayor rareza de este negocio la constituyen sus propietarios, ya que ambos esposos se definen ateos en un país en el que el 99% de la población es fuertemente musulmana. Yusuf, el dueño del bar-anticuario (el nombre es inventado ya que así lo prefirió él por su propia seguridad, a pesar de acceder a hacerse fotos) se prestó amable y orgullosamente a contestar una serie de preguntas que le llevé traducidas y por escrito, para que los lectores de este blog se hicieran una idea de las dificultades y esperanzas que pueblan el día a día de un turco, que en su propia tierra no profesa la fe de Mahoma.

En este punto quisiera agradecer la inestimable ayuda de mi amigo Mehmet “Karavan” Alí, quien tradujo fielmente, primero mis preguntas y luego las respuestas de Yusuf.


¿Dónde y cuándo naciste?

Nací hace 55 años en un pueblito llamado Yenice, en la provincia de Aydin.

¿A qué te dedicas?

Toda la vida trabajé en la construcción, como albañil y también como carpintero de obra, pero ahora estoy retirado y trato de ganar algún dinero extra ofreciendo antigüedades a los clientes del bar.

¿Eran tus padres musulmanes?, ¿cómo y cuándo te convertiste en ateo?

Sí, mi madre y mi padre eran musulmanes, pero mi esposa y mis hijos son ateos, gente de mente abierta. Yo mismo viví como musulmán hasta los 15 años, cuando conocí la doctrina marxista y comencé a mil itar en el socialismo.

¿Es fácil ser ateo en Turquía?

No, no es fácil ser ateo en Turquía. Aunque esta parte del país es menos religiosa que el Este y el tema de la religión no es tan importante, me cuido de hablar de religión con cualquiera. Por ejemplo, puedo discutir con la gente mis ideas políticas, pero trato de mantener en secreto mi ateísmo.

Un señor se acerca a nosotros, cruzando la calle. La esposa de Yusuf le hace una señal, y él, disimuladamente, da vuelta el cuaderno donde está escribiendo las respuestas a mis preguntas, mientras lo saluda y conversa con él brevemente. Cuando el hombre se va, Yusuf me indica con gestos que se trata de una persona muy poco discreta, y continúa con el cuestionario.

Según tu opinión, ¿cuáles son los peores aspectos de las religiones?

Creo que las religiones usan a la gente simplemente para perpetuar su posición de privilegio en la sociedad. Niegan los progresos tecnológicos y científicos, por ejemplo, cuando apareció la televisión decían que era un instrumento demoníaco. Además, aparentan estar junto a los pobres y necesitados, pero en realidad están siempre con los ricos y poderosos.

¿Hay muchos ateos entre tus allegados?, ¿crees que el ateísmo está creciendo en Turquía?

No hay muchos ateos entra la gente que conozco, aunque ellos también lo mantienen en secreto. Sin embargo creo que el ateísmo está creciendo en mi país, entra la gente joven de pensamiento progresista.

Share on Facebook

Share

Read Full Post »