Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 agosto 2010

¿Es realmente aconfesional un país cuyo presidente debe ser católico de acuerdo a la Constitución? ¿Puede afirmarse que un país es laico, si la mayoría de los días festivos no laborables de su calendario es de origen religioso? ¿Por qué las autoridades eclesiásticas ocupan un sitio privilegiado al lado de líderes políticos y castrenses en actos civiles y desfiles militares? Es como si los atavismos religiosos de la Edad Media, cinco siglos después de su supuesto final, aún persistieran y dominaran la vida pública de Occidente.

A raíz de las declaraciones de la vicepresidenta española, De La Vega, acerca de la necesidad de “avanzar hacia un Estado laico”, y la voluntad del Gobierno de “respetar los derechos de los que no creen” el diario Público elaboró diez propuestas para convertir a España en un Estado laico.  Si bien están pensados en función de España, estos “diez mandamientos del laicismo” pueden aplicarse a muchas otras naciones que fallan estrepitosamente a la hora de separar Estado de religión. (más…)

Read Full Post »

En todos los foros ateos en los que participo encuentro gente buscando información sobre la manera de apostatar. Unos hablan de la necesidad de aportar testigos, otros de cartas documento, pero mi caso fue bastante sencillo a pesar de vivir fuera del país donde fui bautizada.

A continuación paso a relatar cómo logré apostatar, con la esperanza de que la información sea útil para muchas personas.

Actualmente resido en el sur de España, aunque nací y fui bautizada en Argentina, más exactamente en la ciudad de Mar del Plata. A comienzos de 2009, a raíz de los comentarios de Ratzinger en África acerca del uso del preservativo, me decidí a hacer algo largamente deseado y postergado: comencé a indagar información sobre cómo apostatar de la Iglesia católica. Guiada por lo que encontré en algunas webs ateas, hice una copia de una extensa carta, que remití por correo a la diócesis de mi ciudad natal. También adjunté una fotocopia autenticada de mi documento de identidad. Pero más tarde descubrí que todo eso no era necesario.

Como el tiempo pasaba y no recibía respuesta, un día llamé por teléfono a la diócesis en Mar del Plata y pedí hablar con la persona encargada de los trámites de apostasía. De esta forma me puse en contacto con el sacerdote Walter. Él dijo haber recibido mi carta, pero me explicó que yo debía presentar mi solicitud de apostasía ante la diócesis de la ciudad donde estaba domiciliada en la actualidad, y que desde allí remitirían mi pedido a Mar del Plata.

De acuerdo a mi residencia actual me correspondía la diócesis de Málaga, así que me dirigí hacia allí una mañana, con mi documento de identidad y los datos referentes a mi bautismo (fecha y Parroquia) que me los transmitió mi madre. Aquí quiero acl arar que los datos sobre el bautismo no los tuve que presentar por escrito, sino simplemente decírselos al párroco que me atendió en Málaga. Ahí me pidieron el documento, que ellos mismos fotocopiaron, y me hicieron rellenar un formulario estándar, mediante el cual solicité mi apostasía. Eso fue todo. Semanas más tarde llegó a mi domicilio una carta con el certificado correspondiente, en el que consta que apostaté formalmente.


En este enlace encontrarás un directorio de diócesis hispanoamericanas (pincha acá). Te recomiendo comunicarte con la diócesis donde fuiste bautizad@ antes de hacer nada, y conversar con el sacerdote que corresponda, acerca de tu intención de apostatar. Puedes citar mi caso, o incluso comunicarte con el sacerdote Walter en la diócesis de Mar del Plata para que él interceda por ti, si tienes inconvenientes.

En este asunto, la clave es perseverar, insistir, no perder la paciencia ni la determinación. Entre una cosa y otra, a mí me llevó casi un año, pero lo conseguí. ¡Ánimo!

Share on Facebook

Share

Read Full Post »

Imagen de Medusa, Templo de Apolo

En el sudoeste de Turquía, sobre el maravilloso mar Egeo, hay una pequeña ciudad turística llamada Didim , que en la antigüedad fue un importante puerto comercial para las civilizaciones griega y romana. De aquellos días gloriosos quedan, en la parte más alta de la ciudad, las ruinas del Templo de Apolo. Justo en el otro extremo las d oradas playas de Altinkum cortan el paso al viajero.

A mitad de camino entre el Templo y el mar, en una calle transversal se encuentra un modesto negocio familiar donde pueden degustarse los mejores crepes salados (gözleme) caseros, mientras se curiosea entre las antigüedades exhibidas en una vitrina. Los gözlemes se amasan en el momento y se hornean sobre una plancha convexa, y por la complejidad de su preparación son pocos los sitios donde se hacen. Mientras la mujer, maestra retirada, cocina esta exquisitez para el afortunado cliente, el marido ofrece monedas antiguas, algunas del Imperio Otomano, con fascinantes inscripciones árabes.


Sin embargo, la mayor rareza de este negocio la constituyen sus propietarios, ya que ambos esposos se definen ateos en un país en el que el 99% de la población es fuertemente musulmana. Yusuf, el dueño del bar-anticuario (el nombre es inventado ya que así lo prefirió él por su propia seguridad, a pesar de acceder a hacerse fotos) se prestó amable y orgullosamente a contestar una serie de preguntas que le llevé traducidas y por escrito, para que los lectores de este blog se hicieran una idea de las dificultades y esperanzas que pueblan el día a día de un turco, que en su propia tierra no profesa la fe de Mahoma.

En este punto quisiera agradecer la inestimable ayuda de mi amigo Mehmet “Karavan” Alí, quien tradujo fielmente, primero mis preguntas y luego las respuestas de Yusuf.


¿Dónde y cuándo naciste?

Nací hace 55 años en un pueblito llamado Yenice, en la provincia de Aydin.

¿A qué te dedicas?

Toda la vida trabajé en la construcción, como albañil y también como carpintero de obra, pero ahora estoy retirado y trato de ganar algún dinero extra ofreciendo antigüedades a los clientes del bar.

¿Eran tus padres musulmanes?, ¿cómo y cuándo te convertiste en ateo?

Sí, mi madre y mi padre eran musulmanes, pero mi esposa y mis hijos son ateos, gente de mente abierta. Yo mismo viví como musulmán hasta los 15 años, cuando conocí la doctrina marxista y comencé a mil itar en el socialismo.

¿Es fácil ser ateo en Turquía?

No, no es fácil ser ateo en Turquía. Aunque esta parte del país es menos religiosa que el Este y el tema de la religión no es tan importante, me cuido de hablar de religión con cualquiera. Por ejemplo, puedo discutir con la gente mis ideas políticas, pero trato de mantener en secreto mi ateísmo.

Un señor se acerca a nosotros, cruzando la calle. La esposa de Yusuf le hace una señal, y él, disimuladamente, da vuelta el cuaderno donde está escribiendo las respuestas a mis preguntas, mientras lo saluda y conversa con él brevemente. Cuando el hombre se va, Yusuf me indica con gestos que se trata de una persona muy poco discreta, y continúa con el cuestionario.

Según tu opinión, ¿cuáles son los peores aspectos de las religiones?

Creo que las religiones usan a la gente simplemente para perpetuar su posición de privilegio en la sociedad. Niegan los progresos tecnológicos y científicos, por ejemplo, cuando apareció la televisión decían que era un instrumento demoníaco. Además, aparentan estar junto a los pobres y necesitados, pero en realidad están siempre con los ricos y poderosos.

¿Hay muchos ateos entre tus allegados?, ¿crees que el ateísmo está creciendo en Turquía?

No hay muchos ateos entra la gente que conozco, aunque ellos también lo mantienen en secreto. Sin embargo creo que el ateísmo está creciendo en mi país, entra la gente joven de pensamiento progresista.

Share on Facebook

Share

Read Full Post »

Se ha gestado recientemente en facebook un perfil en castellano, llamado Apostasía Colectiva, que al día de hoy cuenta con 3865 seguidores. Aloja también varios foros donde se tratan temas relacionados con el ateísmo y la apostasía en general. Vale la pena visitarlo, dejar un comentario en su muro y participar en alguno de los foros.

Muchos de los que escriben en ese perfil, manifiestan haber tenido, y seguir teniendo serias dificultades a la hora de intentar apostatar. Ocurre que cada diócesis asume una postura diferente con respecto a este tema y en muchos casos se dificulta e incluso se niega el acto de apostatar a los que así lo solicitan. Esta situación, inadmisible en cualquier estado de derecho, debe ser corregida sin demora. La Iglesia católica es una institución más, que opera en un cierto territorio nacional, y como tal no puede estar al margen de la ley. Ninguna persona debería verse forzada a seguir perteneciendo a una entidad con la que ya no simpatiza, y ante la que ha hecho constar su intención de desvincularse.

Es hora de que nuestros legisladores y representantes en el gobierno exijan a la Iglesia un procedimiento claro, homogéneo y expeditivo para otorgar la apostasía a todos aquellos que la soliciten. Por eso el perfil Apostasía Colectiva tiene una gran relevancia, porque nuclea y hace visible el número de personas (posibles votantes) a los que afecta esta situación. Cuantos más seamos, más alto se oirá nuestra voz.

Para obtener información sobre cómo apostatar, buscar en el archivo de febrero de 2010, el artículo Cómo apostatar.


Share on Facebook

Share

Read Full Post »